¿Cómo puedo cargar un coche eléctrico con paneles solares?

cómo cargar coche electrico con paneles solares

 

El futuro de las ciudades pasa por el uso de la energía cada vez más responsable y ello conlleva un aumento de coches eléctricos y con ello nacen también, nuevas necesidades eléctricas, como es la recarga de este tipo de vehículos.

En este artículo resolvemos todas aquellas dudas que pueden surgir sobre cómo puedes aprovechar la energía solar procedente de tu instalación fotovoltaica para cargar tu coche eléctrico. A parte de generar tu propia energía contribuyes a proteger el medio ambiente, ya que estamos reduciendo el uso de combustibles fósiles.

¿Cómo funciona la carga de un coche con energía solar?

 

Probablemente decidamos en algún momento realizar en nuestra casa una instalación fotovoltaica. Esta tendrá una determinada generación (por la mañana a las 9 de la mañana un 1%, a las 12 am el 100% de su capacidad y a las 18:00 el 1% otra vez, generando una curva).

Si dentro del periodo de generación fotovoltaica hacemos consumos en nuestra casa, siempre que el consumo sea inferior a la generación se va a consumir directamente de la instalación fotovoltaica, con lo cual, no estaríamos importando energía de la red o, en todo caso, muy poca.

Ahora bien, tener una instalación fotovoltaica para cargar el coche eléctrico exclusivamente por la noche no es lo más adecuado. En este caso lo que hacemos con la energía sobrante es que la inyectamos a la red y la compañía eléctrica nos compensa por esto.

Si se consigue solapar la carga del coche con la generación fotovoltaica sí que se podría decir que estamos cargando el coche con energía solar, pero habría que ver la potencia que necesita ese coche y cuántas horas necesita de carga (no es lo mismo cargar un híbrido enchufable con baterías de entre 10 y 15kW que un eléctrico tipo Tesla con baterías de entre 60 y 100kW).

¿Qué aspectos tenemos que tener en cuenta para poder cargar el vehículo con energía solar?

 

Si echamos un vistazo a cualquier instalación de autoconsumo o conexión a red eléctrica podemos decir que los aspectos a valorar son los mismos, pero en este caso para la carga de un vehículo:

  1. Conocer cuánta electricidad va a necesitar el coche para circular al día

En este caso no estamos hablando de gasolina sino de Kilovatios/hora (kWh) por cada 100km. Aunque pueden existir ligeras variaciones, en términos generales un coche eléctrico consume entre 14 y 21 kW por cada 100 Km.

  1. Potencia contratada y Velocidad de carga

Es decir, tendremos que saber cuál es nuestra potencia contratada para saber si nuestra casa puede asumir ese consumo extra y los demás consumos de aparatos eléctricos que se vayan a utilizar. Esto va a depender de las horas que queramos estar cargando el vehículo y de los km que vayamos a recorrer. Si queremos recargar la batería en menos tiempo, necesitaremos más energía y por tanto mayor potencia contratada.

Teniendo en cuenta que la potencia contratada media de cualquier hogar como máximo ronda los 4-5 kW y que cargar el coche durante 1 hora nos permita recorrer unos 200 km vamos a necesitar una potencia de 40kW. Por tanto, descartamos la idea de hacer cargas muy rápidas desde casa.

  1. La ubicación geográfica

Sabemos por otros artículos del Blog que la cantidad de paneles y el tipo de panel, no será el mismo dependiendo de las horas de luz de tu zona y su ubicación y orientación. P0r ejemplo aquí te mostramos cómo orientar los paneles solares.

  1. Recomendamos el apoyo de otros equipos fotovoltaicos

Esto quiere decir que en el momento en que los paneles solares dejen de proporcionar energía deberemos dar apoyo al kit solar  de autoconsumo con la electricidad propia de la red eléctrica de casa.

¿Es rentable cargar un coche en casa con energía solar fotovoltaica?

 

La forma más habitual de recarga de coches eléctricos en casa es con la instalación de un Wallbox o utilizando un enchufe convencional.

Nivel  de carga en kw i km

Teniendo en cuenta el precio del diésel y del Kilovatio/hora podemos observar las ventajas que ofrece la energía solar. Si tomamos un precio medio de 1,20 €/litro en el caso del gasoil, para recorrer 100 km el gasto es de entre 6-8€.

Si por el contrario, cargamos nuestro coche con energía solar y establecemos un precio de 0,10€ el kilovatio/hora, para recorrer la misma distancia el coste es de 1,80€.

Apreciamos una diferencia notable. Tendríamos que considerar también las diferentes tarifas de luz contratadas según el horario de carga.

 

En esta comparativa observamos dos ejemplos de motivos por los cuáles sería rentable tener un coche eléctrico en casa;

 

Ejemplo Renault Zoe

Recargar un Renault Zoe a las 12 del mediodía cuesta 0,083 €/kWh. Teniendo en cuenta que el Renault Zoe consume unos 15 kWh/100 km, el gasto en combustible para recorrer esos 100 km sería de 15 x 0.083 = 1,245 €.

 

Ejemplo Tesla

El Tesla Model X tiene un consumo medio de 28 kWh/100 km, por lo que recargarlo a las doce del mediodía y hacer 100 kilómetros costaría 28 x 0,083 = 2,324 €. Cargarlo a las nueve o diez de la noche cuesta 1,49 € (la tarifa más cara), por lo que los 100 kilómetros costarían 28 x 0,149 = 4,172 €. Entre las once de la noche y las once de la mañana, la tarifa oscila entre los 0,086 y los 0,068 €/kWh por lo que el precio de recarga alcanza su punto más bajo: 28 x 0,068 = 1,904 €

Es aquí donde vemos que las compañías eléctricas, afrontan un gran reto para el futuro, ya que los hogares todavía no disponen de capacidad para hacer las cargas de la batería ni tan rápidas ni de tanta potencia como lo haría un punto de recarga de vehículos de uso público (que son unos 100Kw).

 

¿Qué problemas podemos tener al cargar el coche eléctrico con placas solares?

 

Hay algunas limitaciones que no podemos omitir, y es que el coche tendría que estar cargado en las horas de más luz para que esté a punto y para consumir en el momento. Es algo que resulta contradictorio ya que precisamente durante el día lo utilizamos para desplazarnos o ir a trabajar. Lo ideal y más habitual sería poder cargarlo por las noches, utilizando la red eléctrica.

La zona en qué vivamos o la época del año también repercuten; cuando tengamos semanas lluviosas o falta de sol  tendremos que recurrir al sistema convencional (cargar de la red de casa) como apoyo.

Aún viendo ciertos obstáculos que plantea el cargar un coche eléctrico con paneles solares, si podemos disponer de una instalación fotovoltaica en casa, ahorraremos y podremos compensar así el consumo del coche durante la mayor parte del año.

 

¿Podemos almacenar energía para su uso posterior?

 

Teniendo en cuenta el principal hándicap de la energía solar que ya hemos comentado en el punto anterior, podríamos pensar en almacenar la energía para poder utilizarla posteriormente. De esta forma a través de las baterías de nuestra instalación fotovoltaica podemos guardar la energía que no utilizamos durante el día para cargar nuestro coche eléctrico por las noches al llegar a casa, pero este sistema es muy caro y su aplicación también, por lo que de momento no es muy recomendable.

Por tanto, podemos decir que en este campo queda mucho por explorar todavía.

 

Desde Atersa Shop os animamos a seguir produciendo energía limpia. Con tus placas solares no solo podrás cargar tu coche eléctrico y desplazarte de una forma más sostenible, sino que tu bolsillo también lo notará. Si tienes dudas consulta a nuestros profesionales. Todo el equipo estará encantado de poder ayudarte.

 

Otros artículos de Atersa que también te pueden interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *