Comunidades energéticas en el medio rural

Una de las ventajas de la energía solar es su deslocalización: allí donde llegue el sol puedes obtener energía de él. Esto es muy interesante para pueblos y municipios de pequeño tamaño o de la España vaciada, ya que pueden beneficiarse de la fotovoltaica independientemente de su localización.

Una de las fórmulas más interesantes para su aprovechamiento es mediante las llamadas comunidades energéticas locales. En este artículo te hablamos de ellas.

¿Qué es una comunidad energética local?

La idea es sencilla, se trata de una comunidad creada para beneficiarse de forma colectiva de una instalación de generación de energía, como podría ser una instalación de paneles solares. Esta comunidad puede ser a nivel de barrio, de comunidad de vecinos o de polígono industrial. O también puede ser una comunidad energética rural en el caso de pueblos y entornos rurales.

En este sentido, las directivas europeas diferencian dos tipos: las Comunidades Ciudadanas de energía (CEE), enfocadas a un ámbito más urbano; y las Comunidades de Energías Renovables (CER), que tienen una proyección más rural.

Imagina un pequeño pueblo. Podría plantearse realizar instalaciones individuales en cada una de las viviendas de los vecinos, pero existe otra opción: crear una comunidad energética rural para así aprovechar una instalación colectiva. Así, se podría hacer una instalación única, comunitaria, de la que obtendrían beneficio todos los vecinos.

De hecho, las CER (a diferencia de las CEE) pueden optar por mixes energéticos. Es decir, que además de instalaciones fotovoltaicas o pequeña eólica para la producción de electricidad podrían incorporar redes de calor o frío a partir de geotermia o biomasa. Esto facilita que cada comunidad pueda desarrollar la solución que más le convenga en función de su situación, recursos y necesidades.

Una comunidad energética rural puede producir su propia energía, consumirla, almacenarla o incluso venderla (como es el caso de las comunidades energéticas de autoconsumo). De esta forma sus beneficios pueden extenderse a muchas familias, incluyendo algunas que de forma individual no tendrían capacidad de acceso a estas instalaciones por estar en situación vulnerable.

¿Qué ventajas ofrece una comunidad energética rural?

Los beneficios de las comunidades energéticas son muy variados, por lo que vamos a agruparlos ya que van más allá de lo puramente energético.

Beneficios medioambientales de las comunidades energéticas rurales.

Las comunidades energéticas giran en torno al desarrollo de las energías renovables, por lo que permiten la generación de energía limpia sin necesidad de usar combustibles fósiles más contaminantes, como la leña o el carbón que aún se emplea en algunas zonas rurales.

Además, la sensibilidad que implica formar parte de una comunidad de este tipo hace que las personas tiendan a reducir su consumo de energía consumida, favoreciendo así un uso más responsable de los recursos.

Beneficios socio-económicos de las comunidades energéticas rurales.

La principal ventaja de estas comunidades es la reducción de costes de energía. La comunidad producirá su propia energía (o al menos una parte de ella) por lo que dependerá menos de las comercializadoras energéticas y verá su factura reducida. Esto es especialmente importante para colectivos vulnerables y familias en situación de pobreza energética, que de forma independiente tendrían dificultades para acceder a este tipo de instalaciones.

Otro beneficio es el fomento del empleo local, ya que son empresas de la zona quienes pueden encargarse de la instalación y mantenimiento de las placas solares. Esto también facilita la transición de empleo hacía puestos relacionados con las renovables y con mayor proyección de futuro, algo necesario en entornos rurales.

 

 

Además, las empresas y comercios locales que formen parte de estas comunidades verán reducidos sus costes energéticos, lo que significa que estarán menos expuestos al riesgo de la subida desorbitada de los precios de la factura energética. Esto facilitará que mantengan a sus trabajadores contratados, que no suban precios, que mejore su cuenta de resultados, etc.

Un importante cambio que generan las comunidades energéticas es el empoderamiento de los ciudadanos y la creación de comunidad. Ahora es el vecino quien tiene la capacidad de generar su energía y decidir qué hacer con ella, siendo más independiente de las grandes operadoras. Asimismo, los vecinos y empresas de la zona tendrán opciones de inversión a nivel local para beneficio de la propia comunidad.

Además, este nuevo modelo podría resolver los conflictos que aparecen en algunos territorios donde se rechaza la creación de grandes instalaciones de generación. Las comunidades energéticas se sustentan en la participación de los habitantes y la búsqueda de una solución a sus propias necesidades. De esta forma se afrontan de forma conjunta los retos energéticos a nivel global y local.

Ejemplo real de una comunidad energética rural.

Una de las primeras comunidades energéticas rurales de España se creó en el municipio de Castilfrío de la Sierra, provincia de Soria, bajo el nombre de Hacendera Solar. La comunidad es gestionada por una asociación vecinal formada por los habitantes de la localidad, unos 40 en total.

La Hacendera Solar cuenta con dos instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo con potencias de 7,36 y 5,5 kWp, que se han colocado en las cubiertas del centro social y el lavadero del municipio, ambos propiedad del ayuntamiento. La electricidad producida alimenta al propio consistorio, al centro social, un consultorio médico, una vivienda y el lavadero, que cuenta con un sistema de bombeo de agua.

 

 

Como resultado, la factura de electricidad del ayuntamiento se ha reducido en torno a un 60%. Además se estima que se evitará la emisión de 6,98 Tm de CO2 al año y se reducirá el gasto energético en 13,64 MWh.

Estos son los resultados que ofrece esta comunidad energética, pero lo más interesante es que este modelo es muy replicable en otros municipios. Así cada uno puede contar con un modelo de gestión energética que cubra sus necesidades y sitúe a los vecinos en el centro.

A pesar de las numerosas ventajas que, como hemos visto, las comunidades energéticas rurales pueden aportar a municipios pequeños y de la España vaciada, su desarrollo no está muy extendido en nuestro país. Según datos de PwC, en nuestro país existen en torno a 35 comunidades energéticas, mientras que en países de nuestro entorno como Alemania rozan las 2000.

Esto posiblemente se deba a la falta de regulación, ya que ha sido en finales del 2018 cuando se presentaron las directivas europeas que impulsan estas comunidades. Con más apoyo y una campaña adecuada de información y sensibilización, las comunidades energéticas locales podrían aumentar mucho más.

Placas solares para comunidades energéticas.

En Atersa somos firmes defensores de la energía fotovoltaica y de todos sus beneficios. Su uso mediante comunidades energéticas de autoconsumo locales o rurales implica una serie de beneficios tanto para las localidades donde se realizan como para toda la población. En definitiva favorecen una mayor implantación de energías renovables, menor consumo de combustibles fósiles y una mayor independencia energética.

Si buscas placas solares para comunidades energéticas, en nuestra tienda encontrarás todo lo que necesitas. Y recuerda que si tienes dudas puedes ponerte en contacto con nosotros para que uno de nuestros expertos pueda asesorarte.

Otros artículos que también pueden interesarle

 

2 comentarios en “Comunidades energéticas en el medio rural

  1. No se trata de una instalación rural es una urbanización reconocida como URBANA donde hay bastantes viviendas en Badajoz y está en preoceso de estudio tengo una propiedad totalmente legal que no tiene edificación alguna. (5.250 m2) creo que podría ser suficiente para poner una planta como recomendasen para distribuir energía a quienes allí viven. Necesito información y póstertior ayuda para su funcionamiento también conocer el coste total a financiar y las ayudas. Puedo enviar la documentación que necesiten

    1. Buenos días Chelo. Traslade su consulta al correo [email protected] y nuestros expertos le asesorarán. Gracias. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.