Inversores híbridos: ¿qué son y para qué se utilizan?

Los inversores son una pieza clave de las instalaciones solares. Pero, ¿son todos iguales? ¿Qué diferencia a un inversor híbrido de un inversor “normal”? ¿Cuándo es conveniente usar este tipo de inversores y cuándo no?

Si estás interesado en una instalación solar es importante saber qué tipo de inversor es el mas apropiado para poder obtener la máxima rentabilidad de tu instalación. En este artículo te explicamos qué es un inversor híbrido y qué lo diferencia de los inversores normales.

¿Qué es un inversor híbrido?

Los inversores son una pieza clave dentro de las instalaciones solares. La función “tradicional” de los inversores solares es la de convertir la energía solar producida por las placas solares en electricidad que se puede consumir en la vivienda o negocio. Esto es porque las placas solares producen electricidad en corriente continua, mientras que la mayoría de consumos (iluminación, electrodomésticos, enchufes, etc.) necesitan de corriente alterna.

Funcionamiento de un inversor solar híbrido.

¿Qué diferencia hay entre los diferentes tipos de inversores? ¿Qué es mejor: un inversor híbrido o uno normal? Digamos que el inversor híbrido es la evolución más moderna de los inversores. Vamos a ver cuáles son las diferencias explicando el funcionamiento de un inversor solar híbrido.

La principal diferencia es que un inversor híbrido (también llamado multimodo) es capaz de aprovechar de forma simultánea energía proveniente de diferentes fuentes. Por ejemplo: imagina que además de paneles solares tienes un aerogenerador (energía eólica) y un grupo electrógeno (un generador de gasoil). El inversor híbrido es capaz de transformar y gestionar de forma eficiente cada una de esas fuentes de energía en función de tus necesidades de consumo y de almacenaje en baterías solares.

Además de adaptar la corriente eléctrica, la principal función de un inversor es la de la gestión eficiente de la energía. En el caso de los inversores híbridos, ésta parte es especialmente importante. Este tipo de inversores se emplea habitualmente en instalaciones con baterías y/o diferentes fuentes de energía. En este tipo de instalaciones una gestión energética eficiente es fundamental.

El inversor híbrido se encarga de gestionar y priorizar cada una de las fuentes de energía (incluida la red eléctrica) en función de su producción y de las necesidades de consumo. A la vez gestiona la carga de las baterías durante periodos de producción, para así asegurar que dispongas de electricidad siempre (incluyendo noches y otros momentos de baja producción). De esta forma se consigue aprovechar de la forma más eficiente cada fuente de energía, asegurando la disponibilidad de electricidad durante las 24 horas del día y consiguiendo el máximo ahorro posible.

Otras funciones de los inversores solares.

Además de las ya mencionadas, hay otras funciones que suelen realizar los inversores:

  • Invertir la corriente: transforman la corriente continua en corriente alterna para que pueda ser usada sin problemas.
  • Proteger la instalación: si aparece algún problema (por ejemplo un cortocircuito), se encargan de detener la producción de energía.
  • Sincronizar los consumos: gestiona las fuentes de producción de energía, las baterías y la red eléctrica para optimizar el consumo y los costes energéticos.
  • Recopilar datos: los inversores recogen todos los datos de producción y consumo, que pueden analizarse para optimizar su uso.

Cuándo es conveniente usar inversores solares híbridos.

Está claro que los inversores híbridos ofrecen muchas ventajas sobre otros tipos de inversores, pero eso no justifica que deban emplearse en todas las instalaciones. Como siempre decimos, cada instalación es única y su diseño debe ajustarse a las necesidades de cada caso. Si una instalación no necesita un inversor híbrido, añadirlo solo supondrá un aumento de coste ya que no se podrá aprovechar todo su potencial.

Recordemos que hay 3 tipos de inversores que se pueden instalar actualmente y que cumplen diferentes cometidos, más allá de sus funciones de transformar la electricidad y controlar la seguridad de la instalación:

  • Inversores de conexión a red: los que funcionan conectados a la red eléctrica y se encargan de gestionar el consumo con la electricidad producida por los paneles solares y de la red.
  • Inversores para instalaciones aisladas: es decir, sin conexión a la red. Se encargan de cargar y mantener el nivel de las baterías a la vez que gestionan la producción y consumo de electricidad.
  • Inversores solares híbridos (o mixtos): combinan los anteriores, además de que permiten obtener electricidad de diferentes fuentes.

Entonces, ¿cuándo compensa usar inversores híbridos? Se usan principalmente en instalaciones que cuentan con diferentes fuentes de energía y/o en instalaciones aisladas que tengan baterías solares, debido al gran trabajo que hacen gestionando la producción de electricidad y la carga de las baterías.

Los inversores híbridos son muy flexibles y eso facilita su uso en diferentes tipos de instalaciones, pero en general están pensados para gestionar los recursos de forma óptima para adaptarlos lo máximo posible al consumo y a su almacenaje en baterías, de forma que sobre lo mínimo posible. Por esta razón no suelen usarse en instalaciones de autoconsumo para vertido de excedentes a la red.

En todo caso, siempre se debe buscar un inversor que se adecúe al uso que necesitas, ya que no todos los inversores híbridos tienen las mismas propiedades ni soportan cualquier fuente de energía.

Dónde comprar inversores solares híbridos.

Como te hemos explicado en este artículo, el inversor es el “cerebro” de la instalación solar, y por eso es importante conocer sus funciones, tipos y diferencias entre ellos. Los inversores híbridos ofrecen mucha seguridad y flexibilidad para adaptarse a multitud de instalaciones, incluyendo modificaciones o ampliaciones que puedan hacerse a posteriori (como una colocación de baterías posterior).

Debido a la cantidad de opciones, marcas y modelos, te recomendamos que cuentes con ayuda profesional para elegir el mejor inversor híbrido que se adapte a tus necesidades. Si te interesa, puedes visitar nuestra tienda online para ver los modelos de inversores que tienes disponibles. Y si necesitas ayuda solo tienes que contactar con nosotros.

Esperamos que tras leer este post tengas más claro qué es un inversor híbrido, su funcionamiento y cuándo es recomendable su uso.

Otros artículos de Atersa que también pueden interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.