Por qué cada vez más gente se pasa a la energía solar

 

 

 

Hay muchas razones para decidirse a instalar energía solar en casa. El ahorro en la factura de la luz, beneficiarse de una fuente de energía renovable y limpia como el sol, depender menos de las compañías eléctricas, etc.

Si quieres conocer más en profundidad las ventajas que ofrece tener energía solar en tu vivienda frente a depender totalmente de la compañía eléctrica, en este artículo te lo contamos al detalle.

Energía solar en casa

La energía solar tiene muchas aplicaciones en las viviendas. En este caso vamos a centrarnos en instalaciones de energía solar fotovoltaica destinadas a producir electricidad. Esa electricidad la podrás consumir en tu casa, reduciendo así lo que pagas en la factura de la compañía eléctrica.

Esto es lo que se llama autoconsumo, y si quieres profundizar en el tema puedes echar un vistazo a otros artículos en nuestro blog.

Y no solo eso. Si tu instalación solar produce más electricidad de la que puedes gastar, existe la opción de verter a la red eléctrica ese excedente que no uses y que te compensen por ello en tu factura.

Esto es lo que llamamos compensación de excedentes y de esa forma tendrías un doble ahorro: la electricidad que dejas de pagar al consumir la que produce tu instalación y la reducción que te harán en la factura por inyectar esos sobrantes.

Ventajas de tener energía solar en casa

Contar con una instalación solar en tu vivienda ofrece numerosas ventajas frente a tener simplemente un contrato con la compañía eléctrica. Uno de los beneficios más importantes es el económico (conseguir ahorrar en la factura eléctrica) pero no es el único. Vamos a repasar las principales ventajas que te ofrece la energía solar.

Conseguirás ahorrar en la factura eléctrica

Instalar energía solar en las viviendas hoy en día es mucho más económico que hace años, ya que el precio de las placas solares es mucho más bajo en la actualidad. La inversión inicial a realizar dependerá en cada caso (tipo de vivienda, consumos, situación, etc.) pero existen kits solares con todo lo que necesitas para realizar una instalación desde menos de 1500€.

Una vez que tu instalación esté en marcha verás como tu factura de la luz se ve reducida mes a mes. Veamos un ejemplo con una vivienda tipo que consuma 330 kWh al mes (consumo medio de electricidad de una vivienda en España). Estos 330 kWh aparecen en tu factura como energía consumida. En una vivienda sin energía solar pagarás a la compañía por ese consumo al precio que hayas fijado en el contrato.

El resultado, tras añadir los costes fijos e impuestos, será que la factura asciende a unos 80 – 100€, o más dependiendo del consumo y potencia contratada.

¿Y si tengo energía solar para autoconsumo?

Si tienes una instalación solar en casa, parte del consumo de electricidad lo cubrirán tus placas solares. Para hacerlo simple, vamos a suponer que tu instalación se ha diseñado a medida y tus placas solares producen los 330 kWh que necesita tu hogar.

Esto no significa que puedas prescindir de tu compañía eléctrica, ya que debes tener en cuenta que los momentos en los que las placas solares producen más electricidad no tienen por qué coincidir con los momentos de más consumo en casa. De hecho no suele ser así, pero aprovechando un 40% de la electricidad que producen tus placas solares, esos 330 kWh que antes necesitabas de la compañía eléctrica ahora serán solo 198 kWh.

Eso ya supone, para el ejemplo que estamos manejando, un ahorro de aproximadamente 20€ en la factura. Es decir, un ahorro de un 20-25%.

¿Y si además tengo compensación de excedentes?

Si tienes compensación de excedentes, esa energía solar que produces y que no aprovechas en casa la podrías verter a la red. Esto hace que otras personas puedan aprovecharla y que tu puedas beneficiarte por ello.

Al hacer esto se te compensa en la factura. Es decir, se te aplicará un descuento proporcional a la energía que envíes a la red. En nuestro ejemplo, ese 60% que no aprovechamos se podría enviar a la red, quedando registrada en un contador cuánta electricidad se vierte para que después la compañía te bonifique por ello. Esto podría suponer un ahorro extra entre 7 y 10€ para nuestro ejemplo.

El precio al que la compañía eléctrica paga esta energía que viertes es menor al que tú pagas a la compañía, de forma que en estas instalaciones la mayor parte del ahorro viene por la energía que consumas de tu propia instalación, y se complementa con la inyección a la red de la energía que no usas.

En conjunto tenemos que una factura media de 80€ podría bajar a los 50€, logrando unos ahorros muy interesantes en torno al 40% de la factura, o incluso más.

Así, en un plazo muy razonable de entre 5 y 10 años la instalación se compensa económicamente y a partir de ese momento, hasta los 25 años de vida que tienen las placas solares, todo lo producido son ahorros. Ahorros que a lo largo de los años se convierten en una suma muy importante.

Mejora del medio ambiente

Como decíamos, los ahorrar en la factura es una de las principales ventajas de tener energía solar en casa pero no es la única. La energía solar es una fuente de energía renovable y que no produce ningún tipo de emisión de gases contaminantes ni ruidos en nuestro entorno.

En una situación en la que los problemas de cambio climático se vuelven cada vez más importantes, la energía solar es una pieza clave para ayudar en su lucha.

Quizá hayas escuchado antes esta frase: piensa en global, actúa en local. Si todos nos pasásemos a la energía solar, el impacto a nivel global sería espectacular y ayudaría mucho a nuestro planeta.

Necesidades de mantenimiento mínimas

El mantenimiento de los paneles solares es muy sencillo. Básicamente consiste en realizar una limpieza de las superficies para asegurar un buen aprovechamiento de la luz. Estas instalaciones tienen una vida útil de 25 años, tanto los paneles solares como el resto de accesorios (tubos, estructuras, etc.).

Por lo tanto, el rendimiento económico a largo plazo está asegurado.

Menor dependencia de las compañías eléctricas

Contar con tu instalación de placas solares hará que dependas menos de las compañías eléctricas y sus tarifas, ya que una parte de tu consumo vendrá de tu propia vivienda.

Además las instalaciones solares se pueden usar para producir electricidad en lugares apartados a los que no llegue la red eléctrica, como casetas de campo, parcelas, huertos, etc. Con una instalación simple se puede generar electricidad en estos sitios sin necesidad de contar con ninguna compañía.

¿Te has decidido a instalar energía solar en tu vivienda?

Si te has decidido y necesitas que te ayudemos con tu instalación no dudes en contactar con nosotros. Podemos ofrecerte asesoramiento técnico y ayuda para que puedas llevar adelante tu proyecto y unirte a todas esas personas que ya disfrutan de las ventajas de tener energía solar en casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *