Placas solares para barcos

Una de las aplicaciones más interesantes de las placas solares es la generación de energía para barcos, veleros y otras embarcaciones. En esta sección te contamos todo lo que necesitas saber si estás pensando en montar una instalación de placas solares en tu barco.

Más info Filtrar

Mostrando todos los resultados 15

Mostrando todos los resultados 15

Placas solares para barcos

En las siguientes líneas encontrarás consejos e información útil para instalar placas solares fácilmente en tu barco o velero, tanto para los más expertos como para los principiantes.


¿Cómo funciona la energía solar en una embarcación o velero?

El concepto de energía solar es el mismo que en cualquier otra instalación: placas solares que producen electricidad para que pueda ser usada en el barco. Eso sí, las instalaciones deben adaptarse a las características de las embarcaciones.

Empezando por los paneles solares. Aunque existen paneles solares flexibles, los paneles solares rígidos (los habituales) suelen ser más económicos para las mismas potencias. En la mayoría de los casos, las instalaciones son de 12 V, contando con unas baterías (como las utilizadas en coches) para almacenar la electricidad y usarla en diferentes elementos del barco.

Tipos de paneles fotovoltaicos para veleros.

Como te decía, en cuanto al formato de placa solar para un barco hay dos opciones: placas rígidas o placas flexibles. Las placas rígidas son las usadas habitualmente en viviendas, por lo que la oferta es muy amplia. Lo importante será buscar la superficie ideal en la que colocarlas y buscar el panel que mejor se ajuste tanto en potencia como en tamaño.

En cuanto al tipo de cristal que usan encontramos dos tipos de placas: monocristalinas y policristalinas. Las placas monocristalinas son más eficientes (necesitan menos tamaño para conseguir una misma potencia) aunque las policristalinas son más económicas.

Uso de paneles solares para barcos.

La cantidad de energía que generan este tipo de instalaciones resulta muy útil en las salidas con tu barco. Evidentemente no hay que olvidar que la generación de electricidad depende de muchos factores y la cantidad puede variar de un día a otro, pero en condiciones normales una instalación bien dimensionada puede cubrir los consumos más habituales de una embarcación.

Por ejemplo una nevera, que es uno de los elementos que más consume debido a que pasa muchas horas conectada. Tu instalación solar también te puede ayudar con consumos de iluminación, luz de fondeo y aparatos de control de la embarcación.

Normalmente las instalaciones de este tipo suelen ser de 12 V, por lo que cualquier otro aparato que se alimente de esta red, como por ejemplo cargadores de móviles y aparatos eléctricos, podrán también alimentarse gracias a las placas solares.

Ventajas de usar placas solares en tu embarcación.

Las ventajas de incorporar energía solar en tu barco son evidentes. Dispondrás de una instalación capaz de generar energía de forma autónoma, limpia y renovable en cualquier lugar. Las placas solares a diferencia de los generadores son totalmente silenciosas, por lo que no tendrás que soportar más el ruido ni el olor de un generador.

Otra gran ventaja es el tipo de mantenimiento que necesitan las instalaciones de placas solares, mucho menor que el de un generador y con menos coste asociado a su uso (consumo de combustible).

Cuántos paneles solares necesita tu barco.

El dimensionamiento de la instalación es uno de los aspectos clave y quizá sea un punto complicado. En este sentido, si tienes dificultades puedes contactar con nosotros para que alguno de nuestros expertos te ayude a resolver tus dudas.

Aquí hay que tener en mente varias cosas. La primera de ellas es cuál es el consumo que normalmente haces en tu embarcación y que necesitas cubrir. Para ello habría que calcular los consumos de aparatos, electrónica, iluminación y dispositivos que consumen electricidad en tu barco.

Una vez conocido el consumo de electricidad que debes producir hay que calcular cuántos paneles necesitas. La solución ideal sería colocar paneles suficientes como para producir el consumo de la embarcación con holgura. Ten en cuenta que cuando salgas con tu barco hay muchos factores que pueden hacer que no se produzca electricidad al 100%: un día nublado, una orientación no muy favorable hacia el sol, etc.). Tener un colchón de producción extra en tu instalación solar te ayudará a compensar estas posibles pérdidas.

La parte complicada de todo esto será encontrar el lugar idóneo en tu embarcación  para colocar los paneles que hayas elegido. Para esto no hay ninguna solución estándar ya que las configuraciones de los barcos cambian mucho de unas a otras. Afortunadamente en el mercado hay muchas opciones de paneles que te permitirán encontrar la mejor solución.

Suponiendo que se cumple con lo anterior y se instalan los paneles necesarios para cubrir sobradamente todo el consumo, lo siguiente que tendrás que pensar es en cómo almacenar esa energía que vas a generar. Muchas embarcaciones incorporan su propio sistema de baterías pero es posible que no tengan capacidad para almacenar toda la electricidad que se va a producir, por lo que habría que calcular el sistema de baterías.

Cómo se instalan placas solares en una embarcación.

La parte más importante es localizar el lugar indicado donde colocar las placas solares. Esto es un factor a tener muy en cuenta a la hora de elegir las placas ya que deberán ser del tamaño ideal para encajar.

Las opciones de montaje son prácticamente infinitas. Para cada embarcación en función de su configuración habrá diferentes opciones: sobre cubierta, sobre un arco, sobre las amuras, en torretas, etc.

La instalación eléctrica es muy sencilla. En los kits ya tienes preparados los cables necesarios, solo tendrás que hacer las conexiones utilizando los conectores incluidos. En función de tu embarcación solo será necesario unir las placas con el regulador y las baterías.