Energía fotovoltaica: Date de baja en tus suministros eléctricos cuando te pasas a la energía solar

 

 

 

Una de las grandes ventajas que ha aportado la energía solar a las viviendas es la posibilidad de convertirlas completamente en autosuficientes; es decir, que no necesitan estar conectadas a la red eléctrica. Sin duda, esto es una excelente noticia, ya que eso implica la posibilidad de que todos los hogares españoles logren un consumo totalmente sostenible y respetuoso con el medio ambiente, reduciendo así la necesidad de generación eléctrica a través de fuentes de energía poco sostenibles como puede ser la que se produce a partir de carbón.

Solo en el pasado 2020 se instalaron 596 MW de potencia fotovoltaica, un treinta por ciento más del año anterior, lo que implica que no hay duda de que el interés por la energía sostenible está en pleno crecimiento y con más fuerza que nunca. No es para menos puesto que, de hecho, cuando uno cuenta con placas fotovoltaicas y es autosuficiente, no es preciso estar conectado a la red eléctrica, es decir hay que dar de baja los suministros eléctricos. ¿Quieres saber cómo conseguirlo? ¡Te lo contamos a continuación!

¿Cuándo dar de baja la luz?

Dar de alta y dar de baja la electricidad son de los trámites más frecuentes entre los clientes cuando se mudan de hogar pero no solo se deben realizar en dichos contextos. Efectivamente, también será necesario dar de baja la luz cuando tengas una instalación fotovoltaica que te permita el autoconsumo. ¿El motivo? Muy sencillo. Solo por tener activado el suministro eléctrico, es imprescindible abonar el término fijo aunque no se haya efectuado consumo alguno. Por eso es altamente recomendable dar de baja la luz, y es que si no estarías abonando de forma innecesaria un término fijo de algo que no necesitas.

¿Dar de baja la luz es gratuito?

Una de las dudas más frecuentes sobre este proceso es el precio que tiene dar de baja la luz en 2021. Por suerte para el consumidor, la solicitud del cese de los suministros es completamente gratuita. En este sentido, no tendrás que pagar nada para poder iniciarte en el autoconsumo. Ahora bien, es importante tener en cuenta que si en el momento de solicitar dar de baja la electricidad tienes suscrito un contrato de electricidad o bien uno de mantenimiento con un compromiso de permanencia vigente, entonces sí que tendrás que pagar la penalización correspondiente.

¿Cómo proceder?

Dar de baja la electricidad es muy sencillo. Solo tendrás que ponerte en contacto con la comercializadora correspondiente a través de los canales habilitados a tal efecto: normalmente, a través de las oficinas de la comercializadora, la página web y por supuesto la línea telefónica de atención al cliente. Una vez realizada la solicitud, un técnico de la distribuidora se acercará a tu vivienda o local para realizar la desconexión. En general, el plazo de tramitación de la baja suele estar entre 5 y 7 días hábiles aproximadamente. En este sentido, conviene hacer la solicitud con la suficiente antelación, puesto que la gestión no es inmediata.

 

¿Quieres saber más sobre la energía fotovoltaica? No te pierdas este artículo.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.