Aire acondicionado con placas solares ¿es recomendable?

 

 

Usar placas solares para alimentar equipos de aire acondicionado es una de las muchas aplicaciones que tiene la tecnología fotovoltaica. Si te preguntas si funciona, cuánto cuestan las placas solares para aire acondicionado o si es rentable instalar placas solares para climatización, en este artículo te respondemos.

¿Qué son las placas solares para aire acondicionado?

 

La energía solar cada día está más implantada en nuestras vidas, entre otras cosas por la multitud de aplicaciones que tiene. Uno de esos usos es el aire acondicionado para nuestra vivienda o negocio.

Los sistemas de aire acondicionado los necesitamos en verano, especialmente en las horas de más calor, que coinciden con las de mayor radiación solar. Por lo tanto, parece lógico pensar que una instalación fotovoltaica destinada a alimentar un sistema de aire acondicionado es una buena solución, ¿verdad?

Pero en realidad no es tan sencillo. Vamos a analizar cómo funcionan estos sistemas, sus ventajas y desventajas para averiguar si realmente compensan este tipo de instalaciones.

Cómo funciona el aire acondicionado con energía solar.

Las instalaciones solares destinadas a alimentar equipos de aire acondicionado no son complicadas. Son similares a otras instalaciones habituales en viviendas y negocios.

El elemento principal de la instalación son las placas solares. No es necesario que sean de un tipo específico para usar con aire acondicionado, lo único que necesitarás es asegurar que cubren la potencia del equipo de aire acondicionado, que suele ser alta.

Un equipo de aire acondicionado medio tipo fan coil (el típico que se cuelga en la parte alta de la habitación) puede rondar los 1000 W de consumo. Esto no significa que siempre que esté encendido consuma esos 1000 W, pero sí lo hará en los primeros momentos en los que enciendas el aire acondicionado. A medida que la temperatura de la sala se acerque a la temperatura que hayas fijado en el termostato el consumo se reducirá. Pero en todo caso tu instalación debe diseñarse para poder soportar ese arranque.

Otra parte importante de la instalación son las baterías. Estos elementos se encargan de almacenar electricidad para que puedas disponer de tu aire acondicionado en cualquier momento, por ejemplo, en noches tropicales. Las baterías no son obligatorias, pero si necesarias si se quiere que el uso sea continuado en cualquier situación.

Además de estos elementos la instalación deberá contar con un inversor de corriente, un regulador de carga (si se utiliza baterías) y todos los sistemas de conexión y protecciones pertinentes. Puede parecer complejo, pero realmente la instalación es simple. De hecho, se pueden encontrar en el mercado kits solares listos con todo lo que necesitas para que tú mismo puedas realizar la instalación en tu casa. Puedes visitar nuestra tienda aquí para ver nuestros kits.

¿Cuántos paneles solares se necesita para un aire acondicionado?

 

Calcular cuántos paneles solares necesitas es necesario es una tarea compleja ya que son equipos pensados para utilizar con red eléctrica permanente y en este caso estamos valorando una instalación aislada por lo que para evitar problemas de capacidad es preferible pensar siempre en instalar mayor potencia de la que teóricamente se demanda.

Lo primero de todo sería conocer la potencia de tu aire acondicionado. Para esto solo tienes que consultar sus características y buscar su valor de potencia en Watios. Es habitual que estos aparatos sean de al menos 1000 W.

Después habría que estimar lo que produce cada placa solar. Esto es un poco más complicado ya que hay placas solares de diferentes potencias, y además cada zona geográfica la capacidad de generación fotovoltaica es diferente. Haciendo una simplificación para este caso, podríamos decir que cada placa puede generar entre 200 y 400 W, por lo que teóricamente necesitarías entre 3 y 5 placas solares para tu aire acondicionado. Por desgracia no es tan sencillo.

Se debe tener en cuenta que la potencia del panel se denomina “potencia pico”, es decir es la potencia máxima que el panel es capaz de generar en su punto de máxima potencia. Esta potencia se daría en las condiciones ideales de inclinación, orientación y temperatura con una radiación concreta. Este escenario normalmente es difícil de obtener en la propia instalación por lo que es preferible considerar un 80% de la potencia pico.

Además de esa “potencia pico” hay que considerar que la producción solar será distinta dependiendo de la estación del año en la que nos encontremos. Por ejemplo, en invierno consideramos que hay aproximadamente 3 horas solar pico (es decir, que un panel podría producir como máximo 3 x la potencia del panel) y en verano consideramos que hay aproximadamente 7 horas solar pico (7 x la potencia del panel durante todo el día).

En definitiva, para que el equipo de aire acondicionado funcione correctamente se precisará una potencia superior al consumo eléctrico del propio equipo (tanto en la parte fotovoltaica como en potencia nominal del inversor) y si además se desea su funcionamiento en horas donde no hay sol también serán necesarias unas baterías de capacidad suficiente para mantener el equipo en funcionamiento las horas necesarias.

Pros y contras de las placas solares para aire acondicionado.

 

Ventajas de tener placas solares para tu aire acondicionado.

Disponer de este tipo de instalaciones tiene sus ventajas.

Como te decíamos antes, los equipos de aire acondicionado tienen un consumo eléctrico importante, por lo que contar con una instalación fotovoltaica que genere electricidad para estos aparatos va a suponer un importante ahorro en tu factura eléctrica (si se realiza una conexión a red) o permitirá disfrutar del equipo de aire acondicionado allí donde no llega la red eléctrica. Además, normalmente su uso va a coincidir con la época de máxima producción de energía solar.

Asimismo, toda esa energía que estás utilizando proviene del sol, como ya sabes fuente de energía renovable, por lo que estarás contribuyendo enormemente al cuidado medioambiental.

Inconvenientes del aire acondicionado mediante placas solares.

Ya hemos visto que es técnicamente viable hacer este tipo de instalaciones y que además ofrecen ciertas ventajas. Pero también tienen sus inconvenientes.

Los sistemas fotovoltaicos son cada vez más accesibles económicamente, aunque conviene recordar que es necesaria una inversión inicial de cierta magnitud para realizar la instalación.

¿Cuál es el precio de las placas solares para aire acondicionado?

 

Teniendo en cuenta el equipo que es necesario (placas solares, baterías, inversor, etc.) la instalación asciende a varios miles de euros.

Por lo tanto, la pregunta que debemos hacernos es si es rentable realizar este tipo de instalaciones, es decir, una instalación fotovoltaica destinada a alimentar el aire acondicionado.

Y aquí es donde los números pueden cuadrar o no. Realizar una inversión en una instalación fotovoltaica para utilizarla solo de forma estacional para el aire acondicionado puede no ser rentable, especialmente en instalaciones autónomas que precisen de baterías (por su mayor coste inicial).

Esto por supuesto habría que analizarlo para cada caso, ya que quizá para negocios que vayan a usar el sistema durante muchas horas y dependiendo del tipo de instalación sí que pueda lograrse un ahorro económico.

Como conclusión.

 

A la hora de decidirse por una instalación de este tipo entran en juego las motivaciones de cada persona a la hora de realizar la inversión. Si solo tienes en cuenta criterios ambientales, quieres reducir tu impacto ambiental y dispones de medios económicos para hacer la instalación: adelante.

Si además de lo anterior buscas obtener cierto ahorro o retorno de la inversión, quizá no sea la mejor solución. Como te decíamos, para cada caso específico hay que realizar el estudio correspondiente. Tal vez en estos casos es preferible pensar en una instalación para todos los usos de modo que el aire acondicionado es sólo una parte del consumo eléctrico de la vivienda.

En general hoy por hoy suele compensar realizar una instalación fotovoltaica para consumo general de toda la vivienda, logrando así un ahorro en todos los consumos (no solo en el aire acondicionado). Usar la energía solar durante todo el año y para toda la vivienda hace que el proyecto se amortice antes y se disfruten de ahorros económicos durante más tiempo.

Si estás en una situación similar y necesitas que nuestros profesionales te asesoren para encontrar la mejor solución para tu proyecto, ponte en contacto con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *