Inyección cero cómo funciona

 

como funciona un sistema de inyección cero

 

Actualmente existen dudas e incertidumbre sobre la inyección cero en los sistemas de autoconsumo solar. Para que puedas maximizar el rendimiento de tu instalación fotovoltaica recomendamos que leas el siguiente post. Te damos algunos consejos que no te puedes perder!

Qué es y Cómo funciona

Una de las modalidades que contempla el nuevo real decreto (RD), desde la derogación del impuesto al sol, es el autoconsumo con inyección cero.

En una instalación de autoconsumo, por bien dimensionada que esté, siempre puede haber momentos en los que la generación fotovoltaica sea mayor que el consumo. Básicamente, el autoconsumo con inyección 0 consiste en utilizar equipos y mecanismo que eviten exportar esta Energía “sobrante” a la red eléctrica, modificando el punto de trabajo de los inversores para que generen como máximo un poco menos de lo que consumimos, asegurándose así que no se exporta nada.

Sin entrar en detalles muy técnicos la inyección cero se puede instalar tanto en sistemas monofásicos como en trifásicos.

Sistemas Monofásicos

En este caso el sistema consiste en una sola pinza amperimétrica que mide la corriente que pasa por la fase, modificando el punto de trabajo del inversor para alcanzar la consigna de no inyección

Sistemas Trifásicos

En este caso es como si de alguna manera tuviéramos tres sistemas monofásicos a la vez. Lo bien cierto es que tenemos que instalar 3 pinzas amperimétricas que midan la corriente de ellas. Y este es el primer problema ¿Qué corriente de todas hay que tomar para considerar inyección cero? Pues bien, la ley establece que sea la fase que menos consumo tenga.

¿Qué implica esto? Pues que a menos que todas las fases este equilibradas temporalmente, cosa bastante improbable, parte del sistema fotovoltaico no se va a utilizar, en mayor o menor medida dependiendo del desequilibrio.

Valga de ejemplo los siguientes cálculos:

Para los cálculos vamos a suponer que inyección cero es vertido de 0 energía. Aunque no sea real al 100%, ya que siempre hay que dejar un pequeño margen de seguridad. En otras palabras, siempre vamos a estar importando una pequeña cantidad de Energía, en el mejor de los casos.

  • Instalación solar: 80kWp
  • Consumo fase R: 10kW
  • Consumo fase S: 30kW
  • Consumo fase T: 30kW

La fase de control seria la R. por lo tanto el sistema de vertido cero pondría a trabajar el inversor para que inyecte la siguiente consigna:

  • Inyección fase R: 10kW
  • Inyección fase S: 10kW
  • Inyección fase T: 10kW

Por lo que la resultante seria:

  • Inyección instantánea de la Instalación solar: 30kW
  • Consumo fase R: 0kW
  • Consumo fase S: 20kW
  • Consumo fase T: 20kW

Pese a disponer de 80 kWp solo se usan 30 kW y además estamos importando de la red 40kW.

Este es el problema al que se enfrentan las instalaciones trifásicas con dispositivos de inyección cero.

 

Estas son algunas consideraciones a tener en cuenta en tu instalación fotovoltaica de autoconsumo, tanto en instalaciones monofásicas como en trifásicas. Nuestros profesionales han creado este contenido para que puedas maximizar el rendimiento de tu instalación. Por ello, recomendamos que ante cualquier duda contactes con nosotros. 

Otros artículos de Atersa que también te pueden interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *