¿Cómo será la nueva factura de la luz a partir del 1 de junio?

El próximo 1 de junio las tarifas eléctricas cambiarán de formato y harán que paguemos más que las anteriores, o ahorremos (si adaptamos nuestros hábitos), a final de mes, sobre todo si estamos en el mercado regulado (PVPC). A continuación, se analizan los principales cambios significativos en las tarifas domésticas (hasta 15 kW) e industriales, y comprobaremos como instalar un kit solar de autoconsumo fotovoltaico en tu vivienda te va ayudar a ahorrar, más que antes, en el coste final de la factura de luz.

En cuanto a las facturas domésticas, las actuales denominaciones (2.0A, 2.0 DHA, 2.0 DHS, 2.1A, etc.) pasarán a llamarse todas como 2.0TD. El precio de la energía consumida variará según el horario de uso y el día de la semana. Se establecen tres periodos de facturación: punta, llano y valle. Siendo el periodo punta el más caro y el valle el más económico. A continuación, se incluye una imagen resumen de los periodos tarifarios.

 

 

Según informa el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el objetivo que persigue este cambio tarifario es promover el ahorro energético en las horas punta y distribuir el consumo a lo largo del día para evitar inestabilidades en la red. Así mismo se pretende fomentar el autoconsumo eléctrico y la implantación del coche eléctrico. Como se aprecia en la siguiente imagen, los precios por la energía consumida en los periodos punta serán superiores a los actuales. Por otra parte, se podrán contratar dos potencias distintas a lo largo del día.

 

 

En el caso del autoconsumo fotovoltaico, las horas de mayor generación eléctrica se producen en el tramo horario correspondiente al punta, por tanto, el ahorro será mayor que con las facturas actuales. Los retornos de la inversión se reducirán y por tanto, la rentabilidad de este tipo de instalaciones mejorará considerablemente.

En cuanto a las tarifas superiores a 15 kW de potencia contratada, aquellas específicas para el sector industrial, tendrán el mismo objetivo que las residenciales: reducir el termino fijo de potencia y aumentar el termino variable, es decir el relativo al consumo. Las llamadas 3.0A pasarán a llamarse 3.0TD y pasarán de tener 3 periodos a 6 distribuidos a lo largo del año. Las tarifas conocidas como 3.1A pasarán a llamarse 6.1TD, 6.2TD, 6.3TD y 6.4TD, según el nivel de tensión de dichos suministros. La distribución de los nuevos periodos quedaría tal y como indica la siguiente tabla:

 

 

 

Se distinguirán temporadas más favorables y más caras a lo largo del año como se puede apreciar en la tabla. Tendremos una temporada alta en los meses de enero, febrero, julio y diciembre. Y la temporada baja abarcará a los meses de abril, mayo y octubre. También se distinguirán periodos según el tipo de día. En la siguiente imagen se detalla esta clasificación:

 

 

 

En las siguientes tablas se definen los precios de potencia contratada y energía consumida, establecidos para cada nueva tarifa según el periodo:

 

 

 

Habrá que tener en cuenta las penalizaciones exceso de potencia. Hasta 50 kW se penalizará todo el periodo en caso de que nuestro maxímetro detecte que se ha superado la potencia contratada. Por encima de los 50 kW contratados, en caso de superar la potencia contratada, se penalizará como se hace actualmente con las 6.x, es decir por tramos cuarto horarios.

La energía reactiva actualmente se penaliza en todos los periodos excepto en el P6. En las nuevas tarifas se introduce una penalización por energía capacitiva en el P6, por tanto, en muchas instalaciones habrá que rediseñar algunas baterías de condensadores para no incurrir en pérdidas económicas por penalizaciones.

Finalmente, con la información que disponemos sobre las nuevas tarifas, simularemos un caso de estudio en una instalación de autoconsumo fotovoltaico residencial para comprobar si el ahorro es mayor con las nuevas tarifas.

Nuestro cliente tiene un consumo mensual de 400 kWh. Actualmente paga un precio medio por la energía consumida de 0,069 €/kWh (PVPC).La energía total autoconsumida se estima que sea aproximadamente 150 kWh al mes. Por lo tanto, el ahorro neto estimado en términos de energía sería de 10,35€. Y sin tener en cuenta los excedentes producidos. En el escenario de las nuevas tarifas tendremos un ahorro mayor porque el precio de la energía consumida en horas solares (Periodo Punta) será mas caro. Por tanto, retomando el ejemplo anterior, introduciendo los nuevos precios de energía por tramos,  los 150 kWh autoconsumidos, supondrían un ahorro aproximado de 13,88 €, es decir un 25% con respecto a las actuales tarifas. Estos ahorros serán más favorables si el consumo es mayor y del mismo modo, en instalaciones industriales con tarifas de 6 periodos, se deberá al menos, planificar y rediseñar consumos, siendo la opción de autoconsumir energía renovable la más eficiente económica y técnicamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.