Pasos para realizar una instalación de autoconsumo en casa

El autoconsumo eléctrico consiste en generar tu propia energía con el fin de reducir al mínimo el consumo eléctrico de la red eléctrica convencional. Para realizar autoconsumo en un hogar, negocio, comunidad de vecinos o nave industrial lo habitual es instalar paneles solares en suelo o, sobre todo, en el techo o cubierta para producir esa energía.

Autoconsumo residencial

Una instalación de autoconsumo consiste, por tanto, en una determinada cantidad de paneles solares que proporcionarán una determinada potencia. Estos paneles se conectan a un inversor de conexión a red el cual se encarga de convertir la energía proporcionada por los paneles en energía usable en esa ubicación. El inversor se conecta a la red eléctrica inyectando toda la energía que generan los paneles a la red interna de la casa, de modo que, si el consumo es menor que la energía producida, inyectará en la red los excedentes y, por el contrario, si el consumo es mayor que la energía producida, la diferencia se consumirá de la red.

En los últimos meses se ha hablado mucho de la derogación del llamado “Impuesto al Sol” y de cómo ha aumentado la oferta de instalaciones de autoconsumo, ayudando a una importante rebaja de precios tanto de los productos como de la propia instalación. Con la nueva regulación es posible inyectar los excedentes en la red eléctrica y estos se valorarían a un precio mínimo dictado por la compañía distribuidora permitiendo reducir o incluso compensar completamente la parte de consumos de la factura eléctrica (como máximo se podría llegar a un consumo cero y pagar únicamente por la parte fija del recibo, alquileres y termino de potencia).

Antes de realizar una instalación de autoconsumo existen varios factores a tener en cuenta que nos ayudarán a dimensionar correctamente la instalación para evitar, sobre todo, un gasto excesivo en equipos que no se aprovecharía.

¿Qué pasos hay que tener en cuenta para realizar una instalación de autoconsumo?

1.- Valorar correctamente el tamaño de la instalación

Como se indicaba, lo primero es valorar qué tamaño de instalación es la más conveniente. La forma más sencilla de dimensionarlo es conseguir el consumo anual en kWh, bien a través de las últimas facturas o bien multiplicando el consumo en un mes tipo por doce, si tenemos un consumo poco estacional. Con esa cifra se dispone de un valor aproximado con el que calcular el tamaño óptimo de instalación. Esto lo explicamos mucho mejor en el POST “Cómo calculo cuántos paneles necesito para mi casa”.

Por ejemplo, para un consumo de hasta 8000kWh anuales correspondería realizar una instalación de unos 5kWp de panel.

2.- Confirmar que hay espacio suficiente para dicha instalación

Confirmar que esa instalación cabe en nuestro techo/cubierta. Muchas veces, la propia construcción de la vivienda limita el tamaño de la instalación al no disponer de una superficie suficiente, no tener una orientación o inclinación correctas y otros factores.

Este dato se basa en un perfil estándar. Si hay mucho consumo nocturno o en horas de sol siempre se puede ajustar esta potencia, contactar con ATERSA para tener un dimensionado más exacto.

3.- Adquirir un kit de autoconsumo con instalación

Una vez confirmado el tamaño de la instalación y que se dispone de una superficie óptima y suficiente para la realización de la instalación podremos comenzar a buscar la mejor oferta para la instalación.  El presupuesto se compone de una serie de materiales, comúnmente llamados kits solares de autoconsumo, instalación y trámites administrativos derivados de la instalación (memoria técnica y legalización de la instalación). Lo normal es buscar la mejor oferta en conjunto ya que los instaladores pueden realizar los trabajos a menor precio, pero, por el contrario, disponen de unos costes de productos más elevados y los distribuidores disponen de precios de productos más económicos, pero instalaciones más caras. En definitiva, el mejor precio será el que en conjunto ofrezca un coste “llave en mano” menor.

Mejores Kits Solares de Autoconsumo

Aquí te dejamos una relación de nuestros mejores kits solares de autoconsumo de Atersa y con el mejor rendimiento:

Ya dispongo del presupuesto, ¿Y ahora qué?

Una instalación de autoconsumo necesita de unos trámites legales que hay que seguir para que la instalación cumpla correctamente la normativa y pueda ofrecer todos los beneficios (compensación de excedentes). Básicamente los pasos a seguir para la correcta legalización de una instalación serían los siguientes:

  • Realización de un proyecto o memoria técnica de la instalación. Este tipo de documento lo realiza normalmente el instalador y en él se indican datos relativos a la instalación, las características técnicas de los equipos, los costes de instalación, etc.
  • Solicitud de licencia de obra menor. Este trámite lo realiza el usuario final en el Ayuntamiento de la localidad en la que se va a realizar la instalación. Para esta solicitud se aporta el proyecto o memoria técnica indicado en el paso anterior. Algunos ayuntamientos podrían solicitar información adicional (como certificado de que la cubierta soporta el peso de la instalación) por lo que es importante disponer de un instalador capaz de realizar todas las certificaciones. La licencia de obra implica el pago de una tasa administrativa con un coste de alrededor del 4% del valor de los productos e instalación (sin IVA).
  • Tras la concesión de la licencia de obra por parte del ayuntamiento, se podría iniciar el proceso de instalación. Este paso consiste básicamente en la instalación de las estructuras soporte para los paneles, instalación de los paneles sobre las estructuras, conexionado de los módulos hasta el inversor y conexionado del inversor con la red eléctrica. Una vez realizado este paso la instalación ya estaría produciendo energía y se dispondría de un autoconsumo eléctrico totalmente funcional, pero aún quedaría un par de pasos adicionales a realizar.
  • El siguiente paso sería legalizar dicha instalación. Para ello el instalador autorizado debe comunicar al Ministerio de Industria la instalación de un sistema de autoconsumo, en la modalidad de inyección de excedentes o sin vertido de excedentes, sobre el contador eléctrico de la vivienda o local (a través del código universal de punto de suministro o “CUPS” que figura en la factura). La legalización consiste en la firma de un boletín de instalación eléctrica, por lo que este paso únicamente lo pueden realizar instaladores autorizados con capacidad para realizar este tipo de instalaciones.
  • Por último, si el autoconsumo se ha legalizado en la modalidad de inyección de excedentes, el Ministerio de Industria comunicará a la compañía comercializadora que en un determinado CUPS se ha instalado un autoconsumo con inyección de excedentes. La comercializadora y el usuario pactarán el precio al que se compensarán los excedentes. Este punto puede ser el más complicado de realizar de forma rápida y si no se atiende la petición habría que valorar utilizar un cambio de comercializadora o bien evitar la inyección de excedentes momentáneamente. De todos modos, se espera que la totalidad de compañías comercializadoras comiencen a implementar esta compensación de excedentes de forma rápida en los próximos meses.

 

Ahora ya conoces los pasos a seguir para realizar una instalación de autoconsumo en tu domicilio. En atersa.shop podemos ayudarte a elegir el kit solar de autoconsumo que mejor se adapte a tus necesidades y te ayude a reducir tu factura eléctrica.

 

Con la bajada de precios de material fotovoltaico e instalación se estima que una instalación de entre 2 y 10 kWp de panel (la habitual en entornos residenciales y de pequeñas empresas) puede amortizarte en un plazo de 5 a 6 años, si se consigue mover una gran parte de los consumos en las horas de sol, por lo que teniendo en cuenta que este tipo de instalaciones tienen una vida útil de 25 años el ahorro a largo plazo sería muy importante.

 

Otros artículos de Atersa que también te pueden interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *