¿Qué ocurre si tengo paneles solares y se va la luz?

 

 

 

En este artículo vamos a dar respuesta a una duda muy razonable que tienen muchas personas: si se va la luz, ¿dispondré de electricidad gracias a mi instalación de placas solares? Como suele pasar, la respuesta es algo más complicada de lo esperado. Si quieres conocerla sigue leyendo.

Vamos a comenzar hablando del tipo de instalación más habitual en los hogares españoles: la instalación de placas solares para autoconsumo con conexión a la red.

Si tienes una instalación conectada a red para autoconsumo.

La mayoría de las personas que tienen una instalación solar en su vivienda en ciudades o pueblos cuentan también con una conexión a la red. Este tipo de instalaciones no suelen tener sistemas propios de almacenamiento (baterías), ya que si se necesita electricidad se toma de la red.

Esto hace que estas instalaciones sean muy simples y más económicas que otras alternativas, a la vez que permiten disfrutar de los beneficios de tener una instalación solar para autoconsumo: tus placas solares producen energía eléctrica que te permite ahorrar en la factura, disponer de energía limpia y renovable, etc.

Además, desde la publicación de la nueva normativa de autoconsumo fotovoltaico en el RD 244/2019 es posible inyectar a la red los excedentes de electricidad que produzca tu instalación. Con esto el ahorro que se consigue es incluso mayor. Si quieres conocer más sobre los diferentes tipos de instalaciones y cuál es la que más te puede interesar, te recomiendo que consultes este otro artículo.

Las instalaciones de placas solares cuentan con un elemento llamado inversor que va conectado a la red eléctrica. Sin entrar en demasiados detalles técnicos, el inversor se encarga de transformar la electricidad producida por tu instalación solar para igualar sus características a la de la red. Además, es capaz de conectar y desconectar las placas solares de la red eléctrica.

Y es aquí donde está la clave que nos da la respuesta que estamos buscando: si se va la luz el inversor se desconecta automáticamente, por lo que no dispondrás de electricidad en tu vivienda.

¿Por qué la instalación fotovoltaica deja de funcionar si se va la luz?

Puede que ahora mismo estés pensando que esto no tiene sentido. Si se va la luz en pleno día y tengo placas solares en mi vivienda, lo lógico sería disponer de electricidad ¿Verdad?

La razón por la que esto no es posible es por una cuestión de seguridad. De hecho, así lo especifica la normativa española: el inversor debe desconectarse en caso de que se produzca un corte de corriente.

Cuando hay un corte de corriente es necesaria la intervención de electricistas y otros profesionales para restaurar el servicio. Si una instalación generadora de electricidad (como tus placas solares) está conectada a la red, podría derivar electricidad poniendo en riesgo la seguridad de esos trabajadores. Esta es la razón por la que el inversor se desconecta y por la que no dispondrás de electricidad en casa durante un apagón.

¿Es posible disponer de energía eléctrica con mis placas solares si se va la luz?

Como te decía, lo que te hemos explicado anteriormente responde a los casos más comunes para la mayoría de las instalaciones solares en viviendas. Pero si para ti es importante contar con una seguridad en el suministro incluso aunque haya cortes de luz, hay alternativas técnicas que sí que permiten solucionar esta cuestión.

Vamos a ver algunas de ellas.

Este sistema tiene la ventaja de dar una completa autonomía a tu instalación: podrás generar y almacenar electricidad cuando haya una alta producción solar para usarla en cualquier otro momento, como durante la noche o en cortes de suministro. La desventaja: es necesaria una mayor inversión para la adquisición de esas baterías.

Instalar inversores híbridos.

Otra opción sería contar con un inversor especial que cumpla con la normativa de seguridad pero que permita que la vivienda disponga de la electricidad que generan tus propios paneles solares y baterías.

NOTA: no todos los inversores híbridos cuentan con estas características. Un ejemplo de inversor que sí podrías utilizar es el inversor híbrido solis RHI.

De esta forma, si el corte de suministro se produce durante horas soleadas, podrás seguir disponiendo de electricidad en tu vivienda incluso aunque no tengas un sistema de baterías. El único problema sería cuando el corte de suministro sea durante la noche.

Uso de baterías solares.

Una de las opciones que te permitirían contar con electricidad incluso aunque haya un corte de luz es disponer de un sistema de baterías que te permita almacenar la electricidad que produzca tu instalación solar.

Por cierto, si quieres saber más sobre baterías solares en este otro artículo hacemos una comparativa entre baterías de litio y de plomo-ácido.

De esta forma, si el corte de suministro se produce durante horas soleadas, podrás seguir disponiendo de electricidad en tu vivienda incluso aunque no tengas un sistema de baterías. El único problema sería cuando el corte de suministro sea durante la noche.

Tener un generador eléctrico auxiliar.

Esta opción es más clásica y conocida por todos: usar un generador diésel para tener electricidad. Esta sería una solución sencilla siempre que se disponga de un generador instalado, aunque el uso de un motor que quema combustible va en contra de los ideales de las energías renovables: durante su uso generarás emisiones contaminantes, ruido y además necesitarás almacenar algo de combustible para poder usarlo.

Si tienes una instalación solar aislada.

Otra cuestión es si tu instalación es totalmente aislada. Es decir, no tienes una conexión con la red eléctrica y vives solo con placas solares.

La respuesta aquí es más sencilla: al no existir una unión física de tu vivienda con la red, los cortes de suministro no te afectarán y por tanto podrás seguir utilizando tu instalación fotovoltaica con total normalidad. Por tanto, vivir desconectado de la red es posible siempre que tengas placas solares para ser autosuficiente.

¿Buscas una mayor independencia energética?

Si quieres reducir lo que pagas a la compañía eléctrica o incluso desconectarte de la red, ser autosuficiente y vivir solo con placas solares, puedes contar con nosotros. En Atersa te ayudaremos a seleccionar el tipo de instalación y los productos que mejor se adapten a tus necesidades y presupuesto. Contacta con nosotros para que podamos ayudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *