Quiero instalar un huerto solar en mi terreno: ¿Qué pasos he de dar?

huerto solar atersa

 

España deberá aumentar su generación de electricidad mediante renovables un 74% en la próxima década.

Eso es lo que establece el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030, lo que supone una ambiciosa meta y una clara apuesta por las energías renovables. Y sin duda una de las opciones de tecnología renovable más accesible para todos es la energía solar. Si quieres saber más de cómo se genera la energía solar pincha en el enlace.

Existen varios tipos de instalaciones que permiten aprovechar la energía del sol, pero en este post nos vamos a centrar en un caso muy concreto: cómo sacar partido a una instalación solar si tienes un terreno disponible.

A continuación vamos a ver a grandes rasgos cuales serían los pasos a seguir y cómo calcular la rentabilidad de una instalación de este tipo.

Primer paso: saber si tu terreno es viable para la instalación solar

Si tienes un terreno disponible para instalar paneles solares fotovoltaicos lo primero que debes hacer es comprobar si el terreno es apto para este tipo de instalaciones, empezando por el tipo de uso.

La calificación del terreno

El tipo de uso (calificación) del terreno deberá ser específico industrial para este tipo de instalaciones. Por lo tanto, si tu terreno tiene otro tipo de calificación (rústico, residencial, etc.) esto será lo primero que tendrás que gestionar con tu ayuntamiento para recalificar el terreno.

Solicitud del punto de conexión a la red

Una vez que “legalmente” el terreno esté listo tendrás que solicitar a la compañía distribuidora que opere en tu zona un punto de conexión a la red. La compañía deberá darte una respuesta en el plazo máximo de 60 días, ya sea positiva o negativa y siempre debidamente argumentada.

Si la compañía te deniega el punto de conexión y la causa es el límite de capacidad de la línea, la distribuidora tiene la obligación de ofrecerte un punto de conexión alternativo. Por otra parte, Red Eléctrica (REE) elaborará un Informe de Viabilidad de Acceso, llamado también IVA, teniendo que ser este favorable.

Cómo conocer la rentabilidad de la instalación solar

En los últimos años se está impulsando fuertemente la inversión en energía solar gracias a la evolución que han experimentado las placas solares y al abaratamiento de su coste de producción.

A la hora de calcular la rentabilidad de tu instalación habrá que tener en cuenta muchas variables. En primer lugar debes evaluar la cantidad de sol disponible en la zona del terreno. Para esto existen muchas herramientas gratuitas que ofrecen estos datos, por ejemplo: PVGIS, Atlas de Radicación Solar, OpenSolar Y NASA.

Dependiendo del tamaño del terreno podrás colocar un número concreto de módulos fotovoltaicos (paneles). También se dimensionarán los inversores, encargados de transformar la corriente continua en corriente alterna. Tanto los módulos como los inversores están en continua evolución y la oferta es muy amplia, por lo que en función del terreno, el recurso solar y las condiciones de la red se elegirá un modelo u otro. En nuestra tienda puedes ver una amplia gama de paneles solares y demás elementos pinchando en el enlace.

Del mismo modo deberás elegir la estructura adecuada que sostenga los paneles solares. Entre las diferentes tipologías a elegir están las estructuras fijas y las estructuras con seguidor, también llamada tracker. Es de vital importancia contar con un fabricante adecuado que garantice el correcto funcionamiento de la estructura a lo largo de su vida útil y que cumpla con todos los requisitos técnicos.

Definir todos estos equipos para el caso concreto de tu instalación te permitirá calcular el precio de la misma y por tanto la rentabilidad que te podrá generar a medio y largo plazo. Hay que tener en cuenta que el mercado eléctrico en España es muy dinámico y es fundamental conocer sus características y los precios que te abonarán por la energía vertida a red. Es muy habitual, por ejemplo, establecer un contrato de compra-venta de energía con una comercializadora que te asegure el precio de la energía durante un periodo de tiempo.

Para clarificar el proceso de cálculo de rentabilidad a continuación vamos a desarrollar un ejemplo para una instalación solar fotovoltaica tipo.

Ejemplo de cálculo de rentabilidad para una instalación solar

Supongamos que tienes un espacio al que te gustaría sacarle algo de rentabilidad mediante energía solar. En este ejemplo vamos a abordar una instalación de 1035 kW de potencia, para la cual necesitaríamos una superficie aproximada de 9200 m2 (a razón de 4 m2 por módulo aproximadamente). Es un tamaño de instalación para la que es frecuente pedir presupuesto, de ahí que la hayamos elegido como ejemplo.

El coste de un proyecto de estas dimensiones podría situarse en unos 620.000 €. Puede parecer una cifra elevada, pero esta instalación se podría amortizar en unos 8 años, momento a partir del cual estaría generando beneficios. Si tenemos en cuenta que la vida útil media de las placas es de 25 años, la rentabilidad final que ofrece es interesante, como vamos a ver a continuación.

Vamos a hacer números. En primer lugar lo que esta instalación podría generar. Para un dimensionamiento como este podríamos estimar una producción solar de 1620 MWh anuales. Esta energía se venderá al precio del mercado eléctrico (pool). El precio medio de mercado a fecha de publicación de este artículo (diciembre 2020) supera ligeramente los 49 €/MWh. Por lo que multiplicando estas cifras podemos ver que nuestra instalación nos daría anualmente unos 79.000 € brutos. Para el cálculo en años sucesivos estimaremos también un aumento anual del precio de la energía del 2%.

A esta cifra hay que descontarle impuestos (7% a la generación) y coste del peaje anual según RD 1544/2011 (unos 800 € redondeando). Para el cálculo de sucesivos años se deberá tener en cuenta la degradación de los paneles y los costes de mantenimiento.

En cuanto a la degradación de los módulos fotovoltaicos, depende del tipo de panel que se elija para la instalación, pero se puede estimar una pérdida de producción anual de un 0,5% teniendo en cuenta los módulos fabricados hoy en día.

En lo referido a los costes de mantenimiento de los equipos, los estimamos en 4 €/kWp anuales, cifra que nos daría unos 4.100€ de coste de mantenimiento para el año 1. Además esta cifra aumentará con el tiempo por lo que suponemos un crecimiento del mantenimiento del 1% anual.

Teniendo en cuenta todos estos números, como hemos adelantado antes, a lo largo del octavo año habríamos amortizado la inversión inicial, momento a partir del cual la instalación generará beneficios.

Si necesitas más información

Como has visto, el proceso de cálculo de rentabilidad puede ser algo tedioso y todo parte de un dimensionamiento y presupuesto adecuado en función del terreno que dispongas.

Si necesitas más información sobre la gestión de terrenos para implantar fotovoltaica te recomendamos que contactes con nosotros para que uno de los profesionales de nuestro equipo pueda asesorarte.

Si te resulta muy complicada toda la tramitación que conlleva una instalación de estas características (venta a red) te sugerimos que valores la posibilidad de plantear una instalación de autoconsumo. La actual regulación (RD 244/2019) contempla que puedas ser productor y suministrar energía a consumos situados a menos de 500 metros. En este caso, las tramitaciones y gestiones son mucho menores que en los parques solares de venta a red y la rentabilidad de la instalación se basaría en los ahorros generados a los consumidores finales. Por lo tanto es una alternativa a tener en cuenta para revalorizar ese terreno que tienes disponible.

 

Otros artículos de Atersa que también te pueden interesar:

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *