¿Merece la pena instalar placas solares en casa?

Con todo lo que está sucediendo en nuestro entorno es habitual que cada vez más gente se pregunte si merece la pena instalar placas solares en casa. Conflictos internacionales, problemas ambientales, escalada sin precedentes del precio de la luz, etc. Todo ello favorece que cada vez merezca más la pena apostar por la energía solar, y en este artículo queremos explicarte por qué.

Instalaciones de autoconsumo para viviendas.

Si hablamos de instalaciones solares en viviendas, las instalaciones de autoconsumo son las reinas de la fiesta. Este tipo de instalaciones nos permiten producir energía eléctrica mediante nuestras placas solares para abastecer los consumos eléctricos del hogar: luz, electrodomésticos, aire acondicionado, etc.

Estas instalaciones estarán conectadas a la red eléctrica, de forma que nuestra vivienda podrá consumir electricidad de la red siempre que sea necesario, por ejemplo si hay picos de consumo o durante momentos en los que no disponemos de energía solar (aunque esto se podría solucionar con un buen sistema de baterías solares).

Contar con una conexión a la red también nos permite compensar los excedentes de electricidad producidos por nuestra instalación. Esto significa que la electricidad que produzcan nuestras placas solares y que no gastemos podrá ser inyectada a la red, y nos descontarán de nuestra factura el importe de esa electricidad. Esto es lo que llamamos autoconsumo con excedentes.

Mediante un estudio técnico y algunos tramites administrativos podremos disfrutar de energía limpia en nuestra vivienda a la vez que tenemos un importante ahorro en la factura.

Amortización de una instalación solar de autoconsumo.

Los beneficios de este tipo de instalaciones son numerosos: reducimos las emisiones contaminantes y el consumo de combustibles fósiles, tenemos más independencia de las compañías eléctricas y la subida del precio de la luz, y ayudamos a generar un futuro mejor para todos.

Estas son razones importantes, pero también hemos de ser realistas: difícilmente podremos dar el paso si la instalación no nos sale rentable económicamente. Esta es una de las principales dudas de personas que se plantean invertir en una instalación solar. ¿Es rentable? ¿En cuánto se amortiza? ¿Me ayudará a ahorrar en la factura de la luz?

La respuesta es que sí. Hoy en día está más que demostrada su rentabilidad. De media, podemos decir que una instalación solar de autoconsumo se amortiza en unos 7 años aproximadamente, y teniendo en cuenta que la vida útil de las placas solares es de unos 20 años, eso significa que la instalación producirá beneficios durante más de la mitad de su tiempo (es decir, más de 10 años).

Pero aquí viene lo interesante. Esa amortización media a la que hacemos referencia es algo que era habitual en los últimos tiempos, teniendo en cuenta los costes de las placas solares y de la luz. Como bien sabrás, esto ha cambiado. El precio de la luz ha roto totalmente su tendencia y se ha disparado a límites inimaginables, algo que afecta a la amortización de las instalaciones solares.

Cómo afecta el precio de la electricidad a la amortización de tu instalación de autoconsumo.

Como ya te hablamos en este otro artículo sobre instalaciones de autoconsumo, el autoconsumo ya era una alternativa viable cuando el precio de la electricidad era “normal”. Además, cuando cambiaron la tarificación al modelo actual con 3 tramos (pico, llano y valle), contar con una instalación solar pasó a ser incluso más rentable. Ahora, a todo lo anterior tenemos que sumar los ahorros extra que se consiguen cuando sube el precio de la luz, reduciendo así su periodo de amortización.

La amortización se calcula en base a los ahorros que produce la instalación solar. Cuanto más ahorres cada mes, antes recuperarás la inversión inicial. Por lo tanto, la subida de precios de la luz acorta los plazos de amortización de la instalación.

En Atersa hemos realizado una simulación para ilustrar este caso. Para ello hemos dimensionado una instalación tipo de autoconsumo con excedentes con estas características:

  • Potencia instalada de 3,6 kWp
  • Consumo anual de la vivienda 7.200 kWh (según el IDAE, el consumo medio de una vivienda que forma parte de un bloque de pisos en España es de 7.544 kWh).
  • Precio de la instalación llave en mano a 1,15 €/Wp (IVA no incluido).
  • Compensación de excedentes: el sobrante que inyectemos a la red eléctrica nos lo pagarán a la tercera parte del precio que nosotros pagamos la electricidad (precio luz * 0,33).
  • Perfil de consumo típico residencial.

Como decíamos unos párrafos más arriba, la amortización media se sitúa en torno a unos 7 años pero, ¿se mantendría ese plazo de amortización con los precios actuales de la luz?

Como hemos explicado, cuanto más cara esté la electricidad, mayores serán los ahorros que supone autoconsumir y por tanto menor es el plazo de amortización. Esto lo hemos reflejado en la siguiente gráfica, en la cual vemos para la instalación descrita cómo varía el plazo de amortización en función del precio de la electricidad.

 

 

 

Se puede apreciar como el aumento en el precio de la energía hace que el periodo de amortización se vea reducido de forma importante. Una instalación que tenía prevista una amortización en 7 años puede ver reducido este periodo a la mitad si la energía se sitúa en precio entre 0,26 y 0,3 €/kWh.

Por poner estos valores del precio en perspectiva, en España en enero del 2021 alcanzamos un “pico” de 0,095 €/kWh a causa del temporal filomena. Desde ahí la subida ha sido imparable. En julio de 2021 superamos la barrera del 0,1 €/kWh y solo 3 meses después (octubre de 2021) superamos los 0,2 €/kWh. Y este 2022 no está siendo mejor: a fecha de publicación de este artículo (marzo de 2022) hemos alcanzado un máximo histórico de 0,9 €/kWh y el precio medio parece que seguirá al alza, dado el panorama actual de inestabilidad internacional.

También te mostramos los datos recogidos en el último mes de Marzo de 2022 del precio de la luz por horas.

 

Si quieres saber cuál es el precio de la luz hoy puedes consultarlo aquí.

Es momento de apostar por la energía solar fotovoltaica.

Como ves, cada día hay más razones para invertir en una instalación de autoconsumo para tu vivienda: los costes de las placas solares se reducen, el precio de la electricidad aumenta y es más fácil acceder a una energía limpia, renovable e independiente que te permite ahorrar en la factura de la electricidad.

Si te interesa, desde Atersa podemos ayudarte con todo lo que necesites para tu instalación, solo tienes que visitar nuestra tienda online o ponerte en contacto con nosotros.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.