¿Cómo monitorizar tu instalación fotovoltaica?

La monitorización de tu instalación solar puede ayudarte a optimizar tu consumo y reducir aún más tu factura de la electricidad. Esto significa entender cómo produces y consumes la energía que tu instalación produce. ¿Cómo se lleva a cabo esta monitorización? En este post te lo contamos.

¿Qué es la monitorización de sistemas fotovoltaicos?

Monitorizar una instalación solar significa registrar todos los datos tanto de producción de electricidad como de consumo en todo momento. De esta forma se genera un archivo de datos histórico que te permitirá tomar mejores decisiones en cuanto a la gestión de energía.

Apostar por la energía solar va más allá de instalar unas placas solares. Si tienes una instalación fotovoltaica posiblemente sea porque quieres ahorrar en tu factura de la luz, porque tienes una concienciación ambiental o por ambas. Tener información sobre cómo funciona tu instalación solar y tus hábitos de consumo te permitirá optimizar todavía más los consumos y el ahorro en la factura de la luz.

Esta tarea se suele hacer mediante programas de monitoreo que recogen en tiempo real datos de tus placas solares e inversores. Todos estos datos se transforman en gráficas y tablas para que sean fáciles de entender y que los puedas consultar desde cualquier ordenador o smartphone. De esta forma puedes saber cómo está funcionando tu instalación desde cualquier sitio, algo que también te puede servir para detectar algún tipo de avería en la instalación sin que necesites estar en la vivienda.

¿Qué dispositivo permite monitorizar mi instalación solar?

Como hemos visto, la monitorización de sistemas fotovoltaicos es algo muy importante: te permitirá optimizar el uso que haces de la energía solar y detectar rápidamente averías, todo ello de una forma muy sencilla.

¿Y qué elemento de tu instalación solar se encarga de realizar esta monitorización? El inversor.

Como ya te hemos contado antes en nuestro blog, el inversor es el cerebro de las instalaciones solares. Se encarga de adaptar la electricidad que producen las placas solares para que pueda ser consumida, gestiona la carga de las baterías, el consumo que haces de la electricidad producida por tu instalación… En definitiva, es el elemento que controla y tiene toda la información sobre la producción y consumo.

La monitorización no se visualiza directamente en el inversor. Éste se conecta a internet (mediante tu red Wi-Fi de casa) de forma que podrás ver todos esos datos en cualquier dispositivo.

¿Cómo funcionan los sistemas de monitorización de instalaciones solares?

Hoy en día casi todos los inversores tienen su propio sistema de monitorización y transmisión de datos. Pero incluso si tu inversor no cuenta con este sistema puedes utilizar aplicaciones de terceros para poder realizar una buena monitorización de tu instalación solar.

Hay dos tipos de sistemas de monitorización:

  • Monitorización remota: este es el sistema que emplean la mayoría de inversores. Éstos se conectan a internet y guardan toda la información en la nube para que puedas consultarla desde cualquier sitio.
  • Monitorización local: para consultar los datos de monitorización es necesario conectarse al inversor o a la red interna en la que esté conectado. Este sistema cada vez se usa menos debido a la facilidad que ofrece la monitorización remota.

Ejemplos de algunos sistemas de monitorización.

Como hemos visto, los sistemas de monitorización pueden tener diferentes configuraciones (locales o remotos). También pueden ser específicos para algunas marcas o universales, es decir, compatibles con cualquier inversor. Vamos a ver algunos de ellos.

Por ejemplo, los inversores  Fimer cuentan con su propia aplicación llamada Aurora Vision, que de forma remota desde tu smartphone te permite controlar y monitorear tu instalación, incluso gestionar las actualizaciones de firmware.

Otros fabricantes que cuentan con sus propios sistemas de monitorización son Solis con su aplicación (Solis Cloud) o Kostal (con su portal web Kostal Solar Portal), entre otros.

Además de estos sistemas, existen algunas opciones de monitorización universales que pueden conectarse a la mayoría de las marcas de inversores, lo que abre un amplio abanico de opciones. Algunos ejemplos son Solar-Log, Scada Solar, Abora Monitor o Watchpower.

Por ejemplo, podrías conectar un inversor Axpert (como este) mediante  un sistema Watchpower Wifi y consultar mediante la aplicación de Watchpower todos los datos de tu instalación.

 

Variables a tener en cuenta para la monitorización.

La mayoría de sistemas de monitorización miden más o menos las mismas variables, aunque después a nivel estético los muestren de forma diferente: mediante tablas o gráficos de un tipo u otro. En general, los datos que necesitamos son los relativos a:

  • Generación de electricidad fotovoltaica: es decir, la electricidad que producen tus placas solares y que llega al inversor. Aquí se incluyen datos de voltajes, intensidades, etc. y se medirá tanto de forma instantánea como en forma de registros históricos.
  • Datos de consumo de electricidad: es decir, la electricidad que consumimos en nuestra vivienda, proveniente de la instalación solar o de la red. Esta información se almacena en un contador integrado en el inversor. En el caso de que tu instalación sea con vertido de excedentes a la red será necesario que cuentes con un contador bidireccional para monitorizar tanto la corriente que entra (consumos desde la red) como la que sale (excedentes a red).
  • Información sobre estimaciones: en función de esos datos de generación y consumo, los sistemas de monitorización pueden realizar estimaciones del ahorro en tu factura de la luz y de emisiones de CO2. Esta información es muy valiosa para saber si estás haciendo un buen uso de tu electricidad renovable o todavía puedes mejorar más.

Ventajas de monitorizar tu instalación solar.

Las ventajas de la monitorización de los sistemas fotovoltaicos son indiscutibles. Son sistemas muy fáciles de poner en marcha, sencillos de entender y controlar y te ofrecen una mejor comprensión sobre tu instalación solar. Solo por eso ya merecen la pena, pero estas no son las únicas ventajas:

  • Permiten identificar problemas de forma inmediata en tu instalación.
  • Podrás contrastar los datos de tu instalación con los que te ofrece tu distribuidor de electricidad, algo muy importante si viertes tu excedente de energía a la red. Así podrás comprobar si lo que te facturan es lo correcto o existe algún fallo.
  • Conocerás la previsión de ahorro antes de que llegue la factura, de forma que no tendrás que esperar a abrir el sobre a final de mes para conocer tu consumo.
  • Controlarás el retorno de inversión: con toda la información anterior podrás conocer el ahorro total que has alcanzado desde la puesta en marcha del sistema. Así podrás calcular el periodo de amortización de tu inversión en base a datos reales y estimar cuándo habrás recuperado la inversión.

Más información sobre monitorización de instalaciones solares.

Como ves existen múltiples opciones a la hora de realizar un sistema de monitorización de tu instalación solar. Si necesitas ayuda o asesoramiento sobre inversores solares y sus sistemas de monitorización no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

 

Otros artículos de Atersa que también te pueden interesar:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.