Tope del gas: todo lo que necesitas saber

Seguro que en las últimas semanas has oído hablar mucho sobre el tope del gas. Pero, ¿sabes realmente qué es? ¿A quién afecta? ¿Cómo se calcula? ¿Cómo te afecta si tienes una instalación solar de autoconsumo?

En este artículo vamos a responder a estas y otras dudas sobre el tope del gas.

¿Qué es el tope del gas?

El llamado “tope al gas” o excepción ibérica, publicado en el Real Decreto Ley 10/2022, de 13 de mayo, es un mecanismo temporal que limita el precio del gas natural destinado a la producción de electricidad mayorista. El objetivo que persigue es reducir el precio de la energía eléctrica buscando que su generación no dependa tanto del precio del gas, que ha alcanzado máximos históricos en los últimos meses.

La siguiente pregunta que muchos lectores se harán es: ¿por qué el precio del gas afecta al precio de la electricidad?

Para entender esto hay que explicar cómo se fija el precio de la energía en nuestro país. Nuestro sistema marginalista funciona de la siguiente forma: para casar la demanda de energía que necesitamos con la oferta de energía producida por diferentes fuentes, primero se tiene en cuenta la energía producida por las tecnologías más económicas (nuclear y renovables). Así, se van añadiendo todas las tecnologías de las más baratas a las más caras hasta que se casa la oferta y la demanda. La última tecnología en entrar será por tanto la que produce electricidad a un precio mayor.

En nuestro sistema, este último precio (el más caro) es el que se usa para fijar el precio de toda la energía, incluso la producida por fuentes más económicas. En España ese precio suele fijarlo las centrales de ciclo combinado de gas, que necesitan gas natural para producir electricidad. Si sube el precio del gas, sube el coste de generación mediante ciclos combinados y como esta tecnología es la que fija el precio de la energía, el resultado es que toda la energía producida se paga más cara.

El tope al gas pretende ajustar el precio del gas para que sea más barato producir con esta tecnología. Esto se consigue financiando parte de su coste entre todos los consumidores, lo que nos lleva al siguiente punto.

¿A quién afecta el tope al gas?

Básicamente a todos los usuarios con un contrato indexado al precio del mercado. Esto incluye tanto contratos regulados (tarifas PVPC) como del mercado libre.

No afecta a los usuarios que tengan un contrato con precio fijo de la electricidad, siempre que éste sea anterior al 26 de abril de 2022. Los contratos con precio fijo que hayan renovado con posterioridad a la entrada en vigor del mecanismo también se verán afectados por el tope del gas.

La medida entró en vigor el 15 de junio, por lo que no se ha visto reflejada en las facturas hasta después de esta fecha, que para muchos usuarios ha sido la factura de agosto. Veamos ahora qué implica esta medida en la factura.

Qué implica el tope del gas en la factura.

Primero la buena noticia. Esta medida está pensada para rebajar el precio de la electricidad, por lo que el precio del kWh consumido de la red debería ser menor.

La mala noticia es que ahora las facturas incluyen un concepto extra, ya que como decíamos somos los usuarios quienes financiamos a las eléctricas parte del coste de producir electricidad utilizando gas “caro”.

El lector ahora posiblemente se esté preguntando: ¿No se supone que esta medida era para ahorrar?

Sí, pero el ahorro no se produce sobre lo que pagabas antes de que el tope del gas se pusiera en marcha, sino respecto a lo que pagarías si no existiera esta medida.

Cómo se calcula el tope al gas.

A efectos prácticos en tu factura, lo que tienes que entender es que el tope del gas influye en el consumo directo. Es decir, cuanta más energía consumas, más alto será el extra que pagues por este nuevo concepto.

El cómo se calcula de forma exacta este concepto es algo más complejo. Se obtiene de la diferencia entre el precio del gas en el mercado menos el precio del gas de referencia que establece el Gobierno, dividido por un coeficiente de valor 0,55. De ahí sale el ajuste a pagar a las centrales generadoras que se repercute a las comercializadoras, y éstas a su vez al consumidor final en la factura.

Cómo te afecta el tope del gas si tienes placas solares.

Las viviendas que cuentan con instalaciones de autoconsumo han podido ver cómo esta medida ha impactado en su facturación, al igual que en el resto de usuarios. Esto se debe por este concepto extra en la factura, que “penaliza” los kWh consumidos de la red.

La diferencia reside en que gracias al autoconsumo mediante placas solares las viviendas consumen menos energía de la red, por lo que el impacto de este concepto en la factura será menor.

Si hablamos de instalaciones de autoconsumo que también tienen compensación de excedentes, hay más confusión. Quizá ciertas personas piensen que al compensar los kWh que consumes con los que produces no deberías pagar el tope del gas, pero en realidad no es así.

El tope del gas afecta a toda la energía consumida de la red, aunque el importe se compense mediante excedentes. En estos casos es posible que con esta medida los ahorros por la compensación de excedentes se hayan visto reducidos, pero recordemos que el verdadero ahorro en el autoconsumo viene marcado por la energía que dejas de consumir de la red (y no por la compensación).

La energía solar como solución de futuro.

Las instalaciones de autoconsumo son hoy por hoy la mejor representación del dicho “piensa global, actúa local”. Una instalación en tu vivienda te permitirá ahorrar en tu factura de la luz y evitar que esta crisis afecte a tus ahorros, y a la vez estás contribuyendo a una mayor independencia energética del país y una reducción en el impacto ambiental global.

Si deseas más información para poner en marcha tu proyecto de autoconsumo no dudes en ponerte en contacto con nosotros y uno de nuestros expertos podrá asesorarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.