¿Qué es una Comunidad Energética local?

comunidad energetica local

 

La crisis que estamos atravesando precisa de medidas urgentes para paliar los efectos que llevamos viviendo hace ya algunos años sobre el medio ambiente. La conciencia social crece y con ello la preocupación por el cambio climático. Desde las instituciones se prevé un aumento del uso de las renovables como medida para salir de la crisis del COVID-19 y ya son muchas las empresas que apuestan fuerte en este sector, abandonando así el uso de las energías fósiles. España, pretende alcanzar los objetivos  fijados por Europa para 2050 en materia de sostenibilidad y fomento del uso de una energía más limpia en el día a día de todos.

Con el boom de las renovables, y más concretamente la fotovoltaica, nace un nuevo concepto como es el de “Comunidad Energética”, una nueva forma de entender la generación distribuida de energía, que implica tanto a ciudadanos como entidades locales para la transición energética de las ciudades.

Consideramos que el apoyo a las instituciones locales para este tipo de iniciativas es vital. Así pues, Valencia, ya se ha convertido en una de las pioneras en crear este tipo de comunidades en las que existe un doble beneficio; el económico y por otra parte el social.

 

Iniciativas para la transición ecológica de las ciudades

 

Algunas de las iniciativas que se plantean para facilitar la transición ecológica de las ciudades o convertirlas en las llamadas Smart cities son las siguientes:

 

  • La tecnología solar fotovoltaica se presenta como una de las alternativas favoritas por su gran adaptabilidad a todo tipo de entornos, gracias a su modularidad; permite una gran flexibilidad de diseños e integraciones urbanísticas y arquitectónicas, es fácil de instalar y el  mantenimiento también es sencillo. Además, presenta una tendencia de reducción importante en sus costes.

 

  • La movilidad eléctrica, se plantea en beneficio en términos de salud pública. Sobre todo tras analizar la calidad del aire de algunas ciudades como Madrid y Barcelona.

 

  • Las redes de distrito de nueva generación buscan un mayor grado de eficiencia, mediante equipos más eficientes, una reducción del almacenamiento individualizado, y así las pérdidas térmicas asociadas, y una explotación de medios y recursos locales y frecuentemente no convencionales (como el subsuelo, las aguas subterráneas, el agua superficial o el agua del alcantarillado, energía residual, etc.).

La definición de comunidad energética

 

El concepto de comunidad energética en nuestro país todavía presenta algunas deficiencias, es por ello que destacamos dos de las definiciones citadas por organizaciones europeas;

Por una parte una definición más enfocada hacia la creación de valor en términos sociales y medioambientales, más allá del beneficio económico:

Una asociación, cooperativa, sociedad, organización sin ánimo de lucro u otra entidad jurídica que esté controlada por accionistas o miembros locales, generalmente orientada al valor más que a la rentabilidad, dedicada a la generación distribuida y a la realización de actividades de un gestor de red de distribución, suministrador o agregador a nivel local, incluso a escala transfronteriza.”

En esta segunda definición se mantiene como el objetivo principal el beneficio local más allá de la rentabilidad financiera, y se amplía el ámbito de actuación añadiendo el almacenamiento y los servicios de eficiencia energética y de recarga de vehículos eléctricos.

Comunidad ciudadana de energía: una entidad jurídica de participación voluntaria y abierta que esté efectivamente controlada por accionistas o miembros que sean personas físicas, autoridades locales, incluidos los municipios, o pequeñas empresas, cuyo objetivo principal sea ofrecer beneficios medioambientales, económicos o sociales a sus miembros o a la localidad en la que desarrolla su actividad, más que generar una rentabilidad financiera. Una comunidad ciudadana de energía puede participar en la generación, incluida la energía procedente de fuentes renovables, la distribución, el suministro, el consumo, la agregación, el almacenamiento de energía, la prestación de servicios de eficiencia energética, la prestación de servicios de recarga para vehículos eléctricos o de otros servicios energéticos a sus accionistas o miembros”

 

¿Por qué triunfan estas iniciativas ya en otros países?

 

  • Por el apoyo de instituciones gubernamentales
  • Por el compromiso e iniciativa por parte de ciudadanos concienciados con el medio ambiente
  • Porque algunos de sus líderes suelen tener conocimientos técnicos en nuevas tecnologías
  • Por el papel que juegan las entidades públicas
  • Porque el beneficio económico de sus miembros no es sólo el único motor que motiva a ser parte de la comunidad sino el orgullo de pertenencia a la misma

 

Algunos obstáculos para la creación de comunidades energéticas locales

 

  • Cambios continuos en las normativas o reducción de incentivos
  • Falta del marco normativo y/o de un grado suficiente de su desarrollo
  • La complejidad de procedimientos administrativos
  • Dificultad en acceso a la financiación y con ello la falta de confianza de los inversores
  • Aplicación del principio del monopolio natural sobre las redes de distribución
  • Poco interés por parte de la ciudadanía
  • Falta del tiempo de dedicación voluntaria
  • Desmotivación de los miembros de la comunidad
  • Dificultad a la hora de acceder al conocimiento experto

 

¿Qué tipos de comunidades energéticas existen?

 

  • Comunidades establecidas en fincas de propiedad horizontal
  • Comunidades conformadas por usuarios conectados a una misma red de baja tensión
  • Comunidades ya existentes en otros ámbitos (de regantes, cooperativas vinícolas, etc.)
  • Núcleos de cohesión social
  • Clústeres de equipamientos públicos
  • Clústeres de empresas

Estas comunidades pueden tener diferentes alcances y por consiguiente utilizar diferentes tecnologías:

  • Compra agregada de servicios o equipos
  • Autoconsumo compartido
  • Adaptación energética del edificio en propiedad horizontal
  • Generación centralizada y suministro compartido de energía térmica

 

Fuente: “IDAE” (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía.)

 

Todavía queda mucho por hacer, y el apoyo  a nivel institucional va a ser imprescindible en este camino. Desde Atersa Shop queremos hacerte ese camino más fácil. Tanto si eres empresa o particular podrás adquirir tu material de energía solar fotovoltaica e integrar en tu día a día el uso de una energía gratuita, limpia e inagotable.

Si necesitas más información puedes contactar con nosotros. Todo nuestro equipo estará encantado de poder ayudarte.

Otros artículos de Atersa que también te pueden interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *